Vida Espiritual

«Yo la atraeré, la llevaré a la soledad y le hablaré al corazón» (Oseas 2:16)

          La Virgen Santísima nos enseña que para unirnos a Dios y vencer al enemigo son fundamentales estas 5 prácticas:

  1.  LA ORACIÓN

“…Queridos hijos, os invito a rezar el Rosario de tal manera, que se convierta para vosotros en un compromiso que estéis dispuestos a cumplir con alegría…” 

(Mensaje en Medjugorje, 12/6/1986)

 

     La oración, es la vida del cristiano. Pero la vida de oración que la Virgen desea suscitar en sus hijos se debe desarrollar «con el corazón». Se trata, de asociar siempre la mente y los sentidos a la oración interior, evitando las distracciones, en serenidad, paz y afecto. La oración con el corazón es uno de los aspectos relevantes de la espiritualidad cristiana:

«¡Queridos hijos!: también  hoy os invito a todos a la oración. Sabed, queridos hijos míos, que Dios concede gracias especiales en la oración; por lo tanto, buscad y orad, para que podáis comprender todo lo que os ofrezco aquí. Yo os invito, queridos hijos, a la oración con el corazón; sabed que sin la oración no podéis comprender todo lo que Dios programa a través de vosotros. Por lo tanto, orad. Deseo que a través de cada uno se realicen los designios de Dios. Que pueda crecer y madurar cuanto Dios os ha otorgado en el corazón. Por lo tanto, orad para que la bendición de Dios os pueda proteger de todo el mal que os amenaza. Yo os bendigo, queridos hijos. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!»

 (Mensaje en Medjugorje, 25/4/1987)

         La Virgen Santísima pide el rezo del Rosario diario. El Rosario es algo que todos pueden hacer, ricos y pobres, sabios e ignorantes, grandes y pequeños… Todas las personas de buena voluntad pueden y deben rezar el Rosario todos los días.

 

  1.  LA EUCARISTÍA

          La Virgen pide «a ser posible asistir a Misa todos los días». Y ha dicho «que la Eucaristía es la mejor y más completa de todas las oraciones».

“…Que la Santa Misa no sea una costumbre sino la vida. Viviendo cada día la Santa Misa sentiréis la necesidad de la santidad y creceréis en santidad…”

 (Mensaje en Medjugorje el 25/01/1998)

“Os invito a enamoraros del Santísimo Sacramento del Altar. Adoradlo, hijos míos, en vuestras parroquias y así estaréis unidos con todo el mundo. Jesús será vuestro amigo…La unión con Él será para vosotros gozo y seréis testigos del amor que Jesús tiene por cada criatura. Hijos míos, cuando adoráis a Jesús también estáis cerca de Mí…”

(Mensaje en Medjugorje el 25/09/1995)

“Queridos hijos, deseo invitaros a que viváis la Santa Misa. Muchos de vosotros habéis experimentado su alegría y su belleza pero también hay quien no viene de buena gana. Yo os he elegido, queridos hijos, y Jesús os concede Sus gracias durante la Santa Misa. Por tanto, vivid conscientemente la Santa Misa y que cada venida os llene de alegría. Acudid con amor y acoged con amor la Santa Misa. Gracias por haber respondido a mi llamada!”

(Mensaje en Medjugorje el 03/04/1986)

 

  1.  LA LECTURA DE LA BIBLIA

        La Virgen propone a las familias que tengan en su hogar un espacio reservado a la oración, denominado, en la tradición cristiana: “altar familiar.” En el centro del mismo, un Crucifijo y delante de él, la Biblia abierta, a fin de estimular a todos a la lectura y la meditación. También puede incluir la imagen de la Virgen, agua bendita y el Santo Rosario.

«¡Queridos hijos! Os revelo un secreto espiritual: si queréis estar más fuertes contra el mal, haceos una conciencia activa. Para esto, orad mucho por la mañana y leed un texto del Evangelio. Grabad la Palabra divina en vuestro corazón y vividla durante la jornada, sobre todo en las pruebas, y en la noche estaréis más fuertes»

(Mensaje en Medjugorje el 03/08/1984)

 

  1. EL AYUNO

           El ayuno del cuerpo libera al hombre de las pasiones, de los miedos, de las inseguridades, etc., para proveer al espíritu de alegría, paz y amor. La Madre de Dios recuerda además, que «para poder orar con el corazón es necesario ayunar». Quien ayuna con frecuencia tendrá menos problemas con las distracciones en la oración y estará más abierto a la voluntad de Dios.

«Con el ayuno y las oraciones se pueden detener las guerras y hasta suspender las leyes de la naturaleza. La caridad no puede sustituir el ayuno. Aquellos que no pueden ayunar pueden ofrecer la oración, la caridad y una confesión. Todos, sin embargo, excepto los enfermos, deben ayunar.»

(Mensaje en Medjugorje el 21/7/81)

 

  1.  LA CONFESIÓN

           La Confesión es otro de los mensajes principales de La Virgen. Ella ha dicho que los fieles deben acudir a la Santa Confesión cada mes, y siempre que se tenga conciencia de haber pecado gravemente. También ha dicho:

«No os confeséis por rutina para continuar siendo los mismos. No, así no está bien. La Confesión debe daos un nuevo impulso a vuestra vida de fe. Debe estimulaos y acercaos a Jesús. Si para vosotros la Confesión no significa nada, en verdad, difícilmente os convertiréis.»

(Mensaje en Medjugorje el 07/11/83)

        

Libros para descarga

Your content goes here.

Carta a los amigos de la Cruz

 

Tratado de la Verdadera Devoción

Your content goes here. E

Consagración Total según San Luis María Grignon de Montfort

Your content goes here.

Historia de un alma

Your content goes

Prácticas de amor a Jesucristo

Your content goes

La Imitación de Cristo

Your content

Obras de Santa Catalina de Siena